ofertas colchones  
 
 
 

Ir a Colchoneria

 

 
 

fabricas de colchones inflables

Las fábricas de colchones inflables ofrecen un producto que cada vez resulta más usado, ganando muchos adeptos. Hace ya un tiempo largo que se los encuentra en el mercado, casi siempre en casas especializadas o tiendas de camping, siendo su principal uso cuando la familia se va de paseo o al acampar. Sin embargo, últimamente se ha puesto de moda tener uno en casa para las visitas. Además de resultar muy novedoso y simpático, es muy liviano, y cuando esta desinflado casi no ocupa espacio. Cada vez son más baratos y asequibles, y se los puede conseguir a muy buen precio. Las fábricas de colchones inflables brindan un producto con doble uso, los colchones inflables sirven tanto de paseo como para tener en casa.

Características de los colchones inflables

Cuando las fábricas de colchones inflables lanzaron al mercado estos colchones, pensaron en un producto de calidad para ser usado en ocasiones muy contadas y especiales. Y es así, porque los colchones inflables se empezaron a vender como complemento de equipo de campig: esto quiere decir, para ir a acampar, por un fin de semana o de vacaciones. No para usarlos en forma permanente. Crearon un producto, cuyas principales características son: rapidez en inflado y también al desinflarlo, que fueran sencillos de transportar y guardar, que tuvieran las mismas dimensiones que los colchones comunes. Tal vez el único inconveniente de estos colchones, es que, si no se los cuida apropiadamente pueden indefectiblemente pincharse. Aunque también muchas fábricas los venden con pegamento y varios parches de repuesto.

Muchas casas y negocios del rubro venden estos colchones incluyendo un kit de reparación adjunto en el caso de que el colchón pudiese pincharse. Pero la tecnología con que están fabricados los hace resistentes y pueden aguantar un peso de hasta 300 kilos.fabricas-de-colchones-inflables-camping

Sin duda, son muy prácticos para ser llevados de viaje, y también para guardarlos en casa cuando vienen visitas.

Las fábricas de colchones inflables lanzaron estos colchones hace muchos años, y en principio, parecían una novedad que sólo se usaba cuando salíamos a acampar. Pues bien, con el correr de los años, las habitaciones de los departamentos resultan cada vez más reducidas, y es mucho el espectro de personas ¨solos o solas¨ que eligen este tipo de colchones inflables por resultarles absolutamente prácticos, cómodos, fáciles de usar y lo mejor de todo que casi no ocupan espacio.

En cuanto a su forma de uso, este colchón está fabricado en un tipo de plástico ultra resistente y de buena calidad, lo que le permite aguantar un peso promedio de 350 kilos. Esta revestido por una especie de felpa que lo hace aún más cómodo, mullido, y cálido.

Respecto a su inflado, trae incorporado un práctico sistema a uno de sus costados, una pequeña boquilla que se conecta a un inflador que usa corriente eléctrica, sin embargo, este podría ser uno de sus principales factores negativos, ya que se caracterizan por ser insoportablemente molesto y ruidoso en su inflado y desinflado, no apto para oídos sensibles.

Siempre se podrá optar por un modelo de colchón inflable que trae un inflador al costado de uno de los lados del colchón inflable. En este caso, la fábrica de colchones inflables, se ocupo de diseñar un sistema mucho más silencioso, también utiliza energía eléctrica, sin embargo a la hora de desinflarlos, el aire no termina de salir del todo, y hay que darse el tiempo y la paciencia de quitar todo el aire restante en forma manual.

Respecto a la comodidad de los colchones, todo dependerá de la cantidad de aire con que sea inflado. A más aire, el colchón inflable será más grueso, más duro, y menos mullido. A menor aire, puede que lo sintamos más cómodo. Afortunadamente algunos modelos, traen una marca impresa, que funciona como un práctico indicador de tipos de medidas con máximas y mínimas.

Si bien, existe un público que ha optado por este tipo de colchones, las fábricas de colchones inflables están ciertas que los colchones con su marca registrada nunca estarán a la altura de un colchón de resortes o de fabricas-de-colchones-inflablesespuma, ya que un colchón inflable, es una buena opción para cortas temporadas, pero no para uso diario. Además puede provocar dolores de espalda y cuello, y su contextura no alcanza para dar una buena contención y procurar un sueño reparador a los usuarios.

Las fábricas de colchones inflables cuentan con unos cuantos modelos que harán las delicias de la familia durante las vacaciones. Estos simpáticos colchones se pueden encontrar en medidas individuales y también de dos plazas. Una vez inflados, será necesario mantener alejados objetos puntiagudos y cigarros, aunque para llegar al plástico, primero habrá que traspasar la felpa de que están recubiertos. Por las dudas, no olvide llevar con usted el kit de reparación que incluye parches y pegamento. Aunque, la calidad del plástico puede ser de muy buena calidad, no se olvide que la mayor cantidad de accidentes son de índole doméstico, más habiendo infantes de por medio.